Comisión Europea. No hay planes para extender la prohibición del Bisfenol A. BPA

La Comisión Europea no tiene planes para restringir más o prohibir el bisfenol A (BPA) en otros materiales en contacto con alimentos. La prohibición solo afectará su uso en los biberones de policarbonato.

Bruselas confirmó que no tenía la intención de extender su prohibición a materiales tales como los revestimientos epóxicos de las latas de alimentos y bebidas, debido a la poca evidencia científica que sustenta esta medida.
La Comisión dijo que se gestiona el riesgo sobre la base de la evaluación científica del riesgo que recibe de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Hasta ahora, los datos aportados por la EFSA en contra del BPA. Bisfenol A, no son suficientes para reglamentar una prohibición o una restricción extendida.

A finales de septiembre, el organismo declaró que no había detectado ninguna nueva evidencia que la llevara a revisar la actual IDT, ingesta diaria tolerable de BPA de 0,05 mg/kg de peso corporal establecido en 2006. No se encontro pruebas convincentes de la toxicidad neuroconductual del BPA. Bisfenol A

Niveles diarios de exposición efectos tóxicos e Ingesta Diaria Tolerable (IDT)
 

El dictamen fue ampliamente visto como un respaldo a los niveles actuales de la sustancia BPA. Bisfenol A, en los materiales que entran en contacto con alimentos. 

 

Sin embargo, el consejo de la EFSA. Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria había generado "zonas de incertidumbre", lo que significa que la exposición infantil a la sustancia química BPA. Bisfenol A, debe ser minimizada, lo que llevó a la prohibición del BPA. Bisfenol A, en productos infantiles. 

 

 

La prohibición fue respaldada por la mayoría de estados miembros, cuatro de los cuales se abstuvieron, entre ellos el Reino Unido. Para el Reino Unido el tiempo de análisis del estudio de la EFSA. Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, es insuficiente.

 

La industria reaccionó con consternación. El grupo Plásticos de Policarbonato Europa expresó que estaba "profundamente perturbado" y que las razones detrás de la prohibición eran "poco convincentes". 

 

El Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) asegura que la ingesta del BPA. Bisfenol A, a través de los envases alimentarios está “muy por debajo” del límite establecido. En este sentido, recuerda que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha certificado que las cantidades de bisfenol A que contienen ciertos envases plásticos de uso alimentario no presentan riesgo para la salud. En concreto, la EFSA ha considerado más de 800 estudios para dar su última opinión en septiembre de 2010, en ella concluye que no puede identificar ninguna evidencia nueva para modificar la actual ingesta diaria tolerable (IDT) de 0,05 mg/Kg día, establecida en 2006 y confirmada en su dictamen de 2008.

Argumentando la incertidumbre de los posibles efectos adversos para la salud de dosis bajas de exposición al BPA. Bisfenol A, según las conclusiones del último informe Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. FAO/OMS. Organización Mundial de la Salud, sobre los efectos del BPA. Bisfenol A para la salud humana, los estudios sobre toxicidad reproductiva, sistema nervioso, comportamiento, y también las diferencias de exposición en niños,  han mostrado efectos sólo a dosis elevadas.  La OMS anunció en noviembre de 2009 que organizará una consulta de expertos en 2010 para evaluar la seguridad de BPA.


El bisfenol A (BPA). Estado actual del conocimiento y las acciones futuras de la OMS y la FAO
 
Sin embargo, algunos efectos no descritos anteriormente que en la actualidad están siendo investigados podrían poseer efectos a dosis menores. Algo que habrá que corroborar con futuras investigaciones.
 
La Asociación de Fabricantes de envases metálicos, declaró que esta decisión socavaba los sistemas y procesos que garantizan la seguridad de los materiales que entran en contacto con los alimentos en la UE

Agregaron que la prohibición reducirá la confianza en la fiabilidad de los procesos que se implementan para garantizar la seguridad de los alimentos para todos los ciudadanos europeos. 

La declaración de la Asociación de Fabricantes de Envases Metálicos y del Grupo de Plásticos de PolicarbonatoCE que una preocupación real por los posibles efectos nocivos que pueda tener el BPA. Bisfenol A sobre la salud de los niños.

Productos químicos asociados al desarrollo anormal de la reproducción humana
Científicos descubren "desconcertante" relación entre el autismo y pisos de vinilo
Plástico venenoso, Toys "R" prometió reducir el PVC, ftalatos, plomo en los juguetes, sin embargo, ha roto su promesa

En cuanto a iniciativas empresariales, aumenta el número de compañías de alimentación y bebidas que apuestan por eliminar el BPA. Bisfenol A  de los envases de sus productos. Así, grandes marcas como H.J. Heinz, General Mills, Hain Celestial y ConAgra, ya han adoptado medidas para la eliminación de esta sustancia química, y otras han establecido un calendario para su eliminación progresiva de los recipientes de todos los productos que elaboran.
  
¿Por qué están las personas preocupadas por el BPA. Bisfenol A?

Los estudios llevados a cabo con animales muestran que niveles bajos de BPA. Bisfenol A afectan las hormonas que controlan el desarrollo del cerebro, el sistema reproductivo y el sistema inmunitario. BPA. Bisfenol A, se asocia a un mayor riesgo de desarrollar algunos cánceres, a una disminución del número de espermatozoides y de la fertilidad, y a hiperactividad. Asimismo, la exposición al BPA. Bisfenol A, ha sido asociada con la obesidad, la diabetes y el inicio prematuro de la pubertad.
 
Según los especialistas reunidos por los Institutos Nacionales de Salud y la EPA. Agencia de Protección Ambiental que examinaron 700 trabajos publicados sobre el BPA. Bisfenol A, los niveles actualmente encontrados en humanos son más altos que los niveles que causan efectos adversos en los estudios en animales. 
 
El CERHR. Centro para la Evaluación de Riesgos a la Reproducción Humana de los Estados Unidos expresó "preocupación por los efectos neurológicos y de conducta" derivados de la exposición de bebés y niños al BPA. Bisfenol A.
El gobierno y la industria química afirman que los niveles de BPA. Bisfenol A, encontrados en personas son muy bajos y que el producto no presenta riesgos, muchos médicos especialistas, científicos y expertos en medioambiente no están de acuerdo y consideran que las pruebas son ahora lo suficientemente contundentes como para que se evalúen los pasos a tomar para reducir la exposición de los bebés al BPA. Bisfenol A, lo antes posible.

Decenas de organizaciones estatales y nacionales de salud y medioambiente de los Estados Unidos y Canadá, han solicitado una moratoria en el uso de
BPA. Bisfenol A, en biberones y otros envases de alimentos y bebidas. 
 
Además de estar presente en los biberones, el Bisfenol A, aparece en muchos otros artículos de plástico, tales como juguetes, selladores dentales, envases plásticos de alimentos, vasitos con boquilla elaborados con policarbonato, y botellas de agua. Además, no sólo está presente en los botes de fórmula. Se encuentra en la mayoría de los botes en los que se envasan y venden los alimentos. También en productos electrónicos, CDs y DVDs, lentes de gafas, equipo médico y otros artículos. Sin embargo, los científicos creen que la principal preocupación inmediata es la exposición por vía oral. 

Cómo protegernos de estos tóxicos tan nocivos para todos

Algunas medidas que se pueden tomar para disminuir la exposición a los tóxicos, BPA. Bisfenol A, y otras sustancias tóxicas.
  • Lo más seguro es usar cristal o cerámica, botellas, envases, etc, es el material más seguro, este no desprende tóxicos.   
  • Utilizar solo plasticos homologados para uso alimenticio, cuando se compren botellas de plástico, mirar el fondo del envase. Evitar aquellos que tengan el código etiquetado con un numero 7, dado que pueden contener BPA. Bisfenol A. Los que tienen el numero 1 no se pueden reutilizar, son plasticos de un solo uso. Los que tienen un numero 3 pueden contener ftalatos y aquellos con un numero 6 pueden contener estireno, resultará conveniente que también se eviten estos números.  Códigos internacionales para los plasticos, los más seguros son los códigos con numero 2, 4 ó 5.
1. PETE-PET (Polietileno-Tereftalato). NO REUTILIZAR, DE UN SOLO  USO
2. HDPE-PEAD (Polietileno de alta densidad). SE PUEDE USAR, SEGURO
3. V- PVC. (Poli-Cloruro de Vinilo). DESPRENDE SUSTANCIAS QUIMICAS 
4. LDPE (Polietileno de baja densidad). SE PUEDE USAR, SEGURO
5. PP (Polipropileno). SE PUEDE USAR. OPCION SEGURA
6. PS (Poliestireno). DESPRENDE SUSTANCIAS QUIMICAS 
7. OTROS. EVITAR TOTALMENTE. DESPRENDE SUSTANCIAS QUIMICAS 
  • No usar film transparente en el microondas, ni envolver los alimentos con él, una opción más segura es el papel vegetal, o bolsas plásticas herméticas homologados para uso alimenticio.
  • No usar envases de plástico en el microondas o en el lavavajillas.
  • No lavarlos con detergentes fuertes.  
  • El calor intenso y los productos de limpieza abrasivos, las exposiciones al sol, dañan el plástico, lo cual hará que libere más sustancias tóxicas. 
  • No consumir demasiados productos enlatados. La mayoría de los alimentos enlatados llevan un revestimiento interno que contiene BPA. Bisfenol A.
Enlaces

Lo más leido

Consumo ecológico libre de transgénicos (OMG) y tóxicos. Más salud para el cuerpo y medio ambiente

Image and video hosting by TinyPic

Transgénicos. OMG. Organismos Modificados Genéticamente

Image and video hosting by TinyPic

Guía roja y verde de alimentos transgénicos

OMG. Greenpeace publica una guía en varios países en la que aparecen dos listas de marcas, productos y fabricantes, situados en Rojo o en Verde en función de su política en materia de transgénicos.

Documental. Marie-Monique Robin "El mundo según Monsanto", informa sobre los productos que comercializa Monsanto, empresa líder en la producción de semillas transgénicas. La historia judicial de Monsanto (empresa que cuenta las denuncias por cientos)

Transgénicos: Monsanto amenaza mundial

En los años 60, la compañía Monsanto contribuyó a la contaminación, muerte y enfermedad de millones de personas durante la guerra de Vietnam. En esa época se rociaron 80 millones de litros de herbicidas sobre Vietnam. Entre esos productos estaba el Agente Naranja, fabricado por Monsanto. Se destruyeron bosques, campos de arroz, cosechas enteras, envenenaron las aguas y provocaron graves daños al medio ambiente y a la población, provocando enfermedades como cáncer y defectos de nacimiento. Aún hoy hay niños que nacen con deformidades provocadas por el contacto de las madres con estas sustancias. La compañía Monsanto se ha convertido ahora en una empresa agrícola. Es la principal productora de semillas y controla gran parte del sistema agroalimentario, a través de una estructura de redes a nivel mundial.

No conforme con lo anterior, quiere controlar también el agua, que es un elemento esencial para la vida y un recurso indispensable para la producción agrícola. Así, con el control de las semillas y del agua en el mundo, la empresa, junto con otras pocas multinacionales, se aseguran la producción completa de la cadena alimenticia.

Monsanto evita servir en su propia cafetería los alimentos que produce

La cafetería de una fábrica de Monsanto en Reino Unido ofrece a sus empleados la opción de consumir alimentos que no sean GM genéticamente modificados como los que Monsanto mismo produce y distribuye alrededor del mundo. En un gesto un tanto auto-condenatorio que fue denunciado por el diario inglés The Independent, resulta que Monsanto, la odiada transnacional dedicada a la siembra de alimentos a partir de semillas Genéticamente Modificadas, ofrece a los empleados de una de sus fábricas la opción de no consumir alimentos transgénicos.

Electromagnetismo: el asesino silencioso

Rodeados de tóxicos. Nuevas enfermedades y contaminación química

Vivimos rodeados de tóxicos, nos llegan a través de la comida, el agua, los productos de limpieza, pesticidas, cosméticos, etc. Generando problemas en nuestra salud. Uno de los aspectos sanitarios más graves de cuantos en estos momentos afectan a en la sociedad.

El hombre ha creado más de 100.000 sustancias químicas sintéticas que no estaban presentes en la naturaleza, y sólo una mínima parte de ellas ha sido debidamente estudiada en cuanto a sus posibles riesgos para la salud humana y el medio ambiente. Algunos ejemplos de tóxicos a nuestro alrededor: BPA. Bisfenol A, Compuestos perfluorados, plástico policarbonato, ftalatos, pesticidas, dioxinas, etc., la lista es interminable.

Son ya demasiados los datos que indican que muchas sustancias químicas pueden estar teniendo un gran peso en la carga social de enfermedades.

Las enfermedades 'químicas'

Las alergias primaverales vendrán con fuerza Efectos de salud negativos del plástico Comida enlatada, científicos encontraron un vínculo entre el consumo y un incremento en las concentraciones de bisfenol A, compuesto tóxico. Muchas latas contienen un recubrimiento de resinas de bisfenol A

FDA. El bisfenol A (BPA) es un químico industrial que ha estado presente en muchas botellas de plástico duro y el metal basado en los alimentos y latas de bebidas desde 1960

Niveles diarios de exposición efectos tóxicos e Ingesta Diaria Tolerable (IDT)

EN MARZO DE 2011 LOS BIBERONES EN EUROPA NO DEBEN CONTENER BISFENOL A (BPA), SUSTANCIA TOXICA CON GRAVES RIESGOS PARA LA SALUD.

La Comisión Europea (Bruselas) no tiene planes para restringir más o prohibir el bisfenol A en otros materiales en contacto con alimentos, confirmó que NO tenía la intención de extender su prohibición a materiales tales como los revestimientos epóxicos de las latas de alimentos y bebidas. La prohibición solo afectará su uso en los biberones de policarbonato.

Se prohíbe el uso del bisfenol A para la fabricación de biberones a base de policarbonatos para lactantes

Entrada en vigor de la Prohibición del uso de Bisfenol A en biberones (Directiva 2011/8/UE)

Sistema de codificación SPI

El sistema de codificación de SPI (Sociedad de Industrias de Plástico) es un medio para identificar los residuos de plástico que usamos cotidianamente, tanto en casa como en la industria. Esta codificación es aceptada mundialmente. La gran mayoría de los envases de plástico se hace con una de estas resinas.

1. PET - Polietileno tereftalato.

2. HDPE - Polietileno de alta densidad.

3. PVC o Vinilo - Cloruró de polivinilo. PROHIBIDO para envasar productos alimenticios.

4. LDPE - Polietileno de baja densidad.

5. PP - Polipropileno.

6. PS - Poliestireno. PROHIBIDO para envasar productos alimenticio.

7. O (Otros) - Otros plásticos, incluye materiales elaborados con más de una de las resinas de las categorias 1 al 6 u otros o con una combinación o con una combinación de estas, incluyendo ABS, PC, PMMA, fibra de vidrio (GRP o GFRP), nylon (poliamida PA), policarbonato, y ácido poliláctico (PLA) un (bioplástico), y combinaciones de múltiples capas de diferentes plásticos.

9. ABS - Acrilonitrilo butadieno estireno. De alto impacto y resistentes a productos quimicos.

Image and video hosting by TinyPic

SPI. Sistema de identificación. Codificación internacional para los distintos plásticos (resinas)

Símbolos de reciclaje, identificarlos permite saber más sobre los productos y envases Internacional Universal códigos de reciclaje

Tóxicos a evitar

Image and video hosting by TinyPic

Image and video hosting by TinyPicLa fitoterapia, conocida también como herbolaria, es la ciencia del uso extractivo de plantas medicinales o sus derivados con fines terapéuticos, para prevención o tratamiento de patologías. Realiza un estudio cuyo objeto es todo material de origen vegetal con utilidad o finalidad terapéutica, siendo propio de la terapéutica la prevención, atenuación o curación de un estado patológico. La materia prima vegetal de la que hace uso, sometida a los procedimientos galénicos adecuados permite obtener lo que se conoce como fitofármaco.

Los registros más fiables datan el concepto de fitoterapia desde el imperio Sumerio en el año 3000 a.C.

La fitoterapia pertenece al ámbito de la medicina y se relaciona estrechamente con la botánica y el estudio del metabolismo secundario vegetal, no formando de las Ciencias Farmacéuticas, es ejercido por médicos y por fitoterapeutas.

La fitoterapia moderna, se basa en el conocimiento de la Farmacología, y considera los aspectos farmacodinámicos y farmacocinéticos de los medicamentos basados en plantas medicinales, en estudios preclínicos y clínicos.

El farmacéutico no se dedica al tratamiento de patologías sino al estudio de medicamentos. La farmacéutica tiene su aproximación a la fitoterapia en la farmacognosia, que da cuenta de los constituyentes químicos de las plantas o de sus órganos o partes y de las propiedades farmacológicas de estos.

Fitoterapia. Hierbas Medicinales, infusiones, plantas con propiedades curativas