Tóxicos. Productos tóxicos en el hogar. Parte 2


Sustancias tóxicas. Peligrosos en el hogar

PRODUCTOS DE LIMPIEZA. Los productos corrientes de limpieza doméstica son la causa número uno de las intoxicaciones accidentales. Aquellas especialmente peligrosas son las que causan quemaduras químicas (productos para limpieza sanitaria, detergente de la lavadora). Ejemplos:
  • Amoniaco. Se encuentra en productos de limpieza, fotocopiadoras e impresoras láser. Provoca daños en ojos, aparato respiratorio y piel.
  • Lejía. Es muy corrosivo, puede provocar quemaduras o irritaciones en la piel, ojos y aparato respiratorio. Si se ingiere puede provocar edema pulmonar, vómitos y coma. Jamás se debe mezclar amoniaco y lejía, los humos que desprende la mezcla pueden ser mortales.

MEDICAMENTOS DE CUALQUIER TIPO. Aquellas recetadas para adultos de mayor edad con enfermedades crónicas, por ejemplo, enfermedades cardíacas, hipertensión, diabetes, pueden ser especialmente peligrosas. Las píldoras de hierro y anti-inflamatorios pueden ser muy peligrosos en situaciones de sobredosis. Los tratamientos para resfriados también pueden causar problemas en caso de sobredosis.

INTOXICACIÓN POR LOS ALIMENTOS. Almacenar la comida a una temperatura inadecuada, no limpiar los cuchillos, utensilios y tablas de cortar después de trocear carne cruda o pollo, y no lavarse cuidadosamente las manos antes de manipular alimentos o preparar una comida, pueden causar una intoxicación alimenticia. Los síntomas de estas intoxicaciones pueden ser variados, pero a menudo incluyen náuseas, vómitos y diarreas. Éstos empiezan pronto o bien no aparecen hasta uno o dos días después.

Seguridad con los alimentos:
  • Las superficies, utensilios y manos deben lavarse con agua caliente y jabón antes y después de la preparación de una comida.
  • Guarde la carne descongelada y el pollo en la nevera, y no a temperatura ambiente.
  • No deje comida perecedera fuera de la nevera durante más de dos horas.
  • No consuma comida en lata si tiene la tapa abombada o agrietada.
  • Cocine concienzudamente toda la carne, pollo, marisco y huevos.
  • Guarde la comida para la excursión en bolsas para refrigerados o neveras portátiles, evitando el contacto directo con el sol hasta la hora de servirlas.

ADITIVOS ALIMENTARIOS. Los aditivos son sustancias químicas, naturales o sintéticas, que añadimos a los alimentos para facilitar su conservación, mejorar su apariencia, darle sabor o color. Además de estos aditivos incorporadas voluntariamente a los alimentos, algunas sustancias químicas se añaden de forma indirecta en el proceso de embalado, o en el de producción. Añadir sustancias a los alimentos ha sido hecho por el hombre desde la antigüedad, así, por ejemplo, sal para conservar el pescado, vinagre para pepinillos y otros vegetales, humo para ahumar carnes, especias para mejorar el sabor, etc., pero en la actualidad han aumentado de número, hasta llegar a ser casi 3000 las moléculas autorizadas como aditivos.

Los aditivos deben especificarse en la lista de ingredientes de la etiqueta de cada producto alimentario designándolos por el nombre del grupo al que pertenecen según su acción sobre el alimento, su nombre específico o el número asignado. El uso de los aditivos en la industria alimentaria está controlado por las autoridades sanitarias. Existe una comisión creada por la FAO y la OMS con la intención de proteger la salud de los consumidores y establecer las normas para su correcta utilización. 

Para que los aditivos reciban autorización oficial deben pasar por largos procesos de estudio en los organismos correspondientes. Pero, como no podía ser menos, no están libres de inconvenientes. 

Por ejemplo, el propionato de sodio (E281) y el sorbato de sodio (E-201), retrasan el crecimiento de bacterias y hongos y se usan para conservar los alimentos en condiciones saludables. Vitaminas, nutrientes esenciales, elementos minerales, etc. se añaden a los alimentos para evitar las enfermedades carenciales. Colorantes diversos se usan para dar aspecto atractivo y apetecible a los alimentos. Antioxidantes, como el butil hidrxianisol (BHA) (E-320), o el butil hidroxi tolueno (BHT) (E-321), se añaden para impedir que los alimentos se destruyan cuando sus lípidos se oxidan. 

Algunos aditivos han sido retirados de su uso porque se ha demostrado que podían originar cánceres, al menos en experiencias de laboratorio. Otros provocan alergias en algunas personas. Otros se encuentran bajo sospecha (sacarina (E954), aspartame (E-951), nitratos, nitritos, BHA, BHT, el pigmento rojo (E121) para naranjas y otras frutas) etc. 


Resultados científicos se preocupan de que algunos de estos productos, junto con otras sustancias como pesticidas, plásticos, etc., puedan estar interfiriendo de forma lenta pero muy dañina con el funcionamiento de las hormonas y les achacan problemas de fertilidad, reducción de la capacidad intelectual y otros peligros que podrían afectar a nuestros descendientes.


ALCOHOL. El alcohol que se encuentra en las bebidas, colutorios, perfumes y lociones para después del afeitado, es muy peligroso para los niños. En pequeñas cantidades puede ralentizar su respiración y frecuencia cardíaca, causar convulsiones, coma e incluso la muerte. Puesto que los niños imitan a los adultos, las fiestas pueden convertirse en un riesgo potencial. Observe de cerca a los niños en fiestas y celebraciones, limpie los vasos o copas vacíos inmediatamente y tire las latas. Use envases con cierres de seguridad. Guarde fuera del alcance de los niños las bebidas alcohólicas, colutorios y otros productos alcohólicos. Alcohol y efectos en la salud

MONÓXIDO DE CARBONO. Es un "asesino silencioso"; es posible que ni siquiera sepa que está expuesto a este gas tóxico. Es un gas inodoro e incoloro, lo que lo hace difícil de detectar. Puede provenir de sistemas de calefacción de gas natural, propano, butano, por fugas en los tubos de escape de coches y camiones, hornos que funcionan incorrectamente, calentadores de gas, estufas de carbón o por cualquier tipo de combustión en el interior de un recinto cerrado. También puede producirse al calentar una casa con una chimenea de gas o leña. La ventilación es importante para evitar la acumulación de este gas. Los síntomas de una intoxicación por monóxido de carbono son similares a los de la gripe: dolor de cabeza, náuseas, vómitos y somnolencia. La intoxicación con monóxido de carbono causa más de 600 muertes al año. Efectos de la contaminación del aire en la salud humana
HIDROCARBUROS AROMÁTICOS POLICÍCLICOS (PAH). Estos químicos se encuentran en el humo, incluso el humo de cigarrillo, escapes de autos y alimentos cocinados de más en la parrilla. A los PAH se les ha vinculado con un riesgo más elevado de padecer cáncer de mama. Pentaclorofenol (Pentachlorophenol)
BENCENO. Procede del petróleo, podemos encontrarlo en fibras sintéticas, plásticos, decapantes y en el humo del tabaco. Provoca daños en el sistema nervioso, irritación en las vías respiratorias, puede atacar el sistema inmunitario y producir leucemia. El Benceno y su Impacto en la Salud Pública

DIOXINAS. Las dioxinas constituyen un grupo de compuestos químicos que son contaminantes ambientales persistentes Las dioxinas se encuentran en el medio ambiente de todo el mundo y se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido adiposo de los animales. Las dioxinas tienen elevada toxicidad y pueden provocar problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer. Las dioxinas son fundamentalmente subproductos de procesos industriales, pero también pueden producirse en procesos naturales como las erupciones volcánicas y los incendios forestales. Las dioxinas son subproductos no deseados de numerosos procesos de fabricación tales como la fundición, el blanqueo de la pasta de papel con cloro o la fabricación de algunos herbicidas y plaguicidas. En cuanto a la liberación de dioxinas al medio ambiente, la incineración descontrolada de desechos (sólidos y hospitalarios) suele ser la causa más grave, dado que la combustión es incompleta. Existe tecnología que permite la incineración controlada de desechos con bajas emisiones. Aunque la formación de dioxinas es local, su distribución ambiental es mundial. Las dioxinas se encuentran en todo el mundo en prácticamente todos los medios.

Las mayores concentraciones se registran en algunos suelos, sedimentos y alimentos, especialmente los productos lácteos, carnes, pescados y mariscos. Sus concentraciones son muy bajas en las plantas, el agua y el aire. Existen en todo el mundo grandes depósitos de aceites industriales de desecho con PCB, muchos con grandes concentraciones de PCDF. El almacenamiento prolongado y la eliminación inadecuada de este material pueden liberar dioxinas hacia el medio ambiente y contaminar los alimentos humanos y animales. Los residuos con PCB no se pueden eliminar fácilmente sin que contaminen el medio ambiente y la población humana. Las dioxinas y sus efectos en la salud humana

PBDE. POLIBROMODIFENIL ÉTERES. Esta clase de químicos se usa como ignífugos y se encuentra en los muebles. Los PBDE también están presentes en muchos metales procesados. El PBDE se encuentra muy extendido en el medio ambiente mundial. Se han encontrado niveles en aves, mamíferos, sedimentos, suelos, mariscos y pescados en varias regiones del mundo. La posible exposición de los humanos se produce a través de la alimentación, el contacto con productos que contienen PBDE y el contacto con el aire. El PBDE se transmite de la madre al feto y a los lactantes.

Algunos estudios han demostrado la toxicidad en órganos reproductivos y en el desarrollo neurológico, así como efectos nocivos en las hormonas tiroideas y el hígado. Hay que suponer que los PBDE son disruptores hormonales, pero no se dispone de datos suficientes sobre esta materia para confirmarlo. No se encuentran clasificados como carcinógenos por la falta de estudios en humanos y animales. Se ha probado que inhiben el crecimiento de colonias de algas de plancton y que tienen efectos adversos en el crecimiento de los pescados.

El uso más común, que representa el 95%-98% del PBDE actualmente, es en espuma de poliuretano, que acostumbra a contener del 10% al 18% de PBDE. Esta espuma se utiliza mayoritariamente en muebles y tapicería de la industria del mueble, automóviles y aviación, pero también se utiliza en elastómeros de poliuretano rígidos en armazones para estuches de instrumentos, resinas epóxicas y fenólicas en aparatos eléctricos y electrónicos, materiales de construcción y, en menor cantidad, en productos textiles, pinturas, lacas y artículos de caucho. PBDE

PENTACLOROFENOL O PCF. Producto químico cuyo uso se encuentra sumamente restringido, pues está prohibido su uso como plaguicida o biocida, en todas sus formulaciones y usos, por ser dañino para la salud humana y el medio ambiente. Prohibido por la reglamentación relativa a prohibiciones y restricciones para la comercialización y uso de ciertas sustancias y preparados peligrosos. Se encuentra en productos para la conservación y tratamiento de la madera. No podrá ser usada dentro de edificios o para la fabricación o re tratamiento de contenedores destinados a cultivos, embalajes que puedan venir en contacto con materiales crudos, productos intermedios o terminados destinados al consumo humano y/o animal, como impregnante de fibras y textiles resistentes no entendidos en ningún caso para vestir o para elementos decorativos, para excepciones especiales autorizadas según caso por caso.

La exposición al pentaclorofenol puede llevar al envenenamiento que es fatal rápidamente. Incluso pequeñas cantidades que pasen a través de la piel pueden causar sudoración, fiebre alta, problemas respiratorios, dolor de tórax y abdomen, y muerte. Una breve exposición puede dañar el hígado, riñones, piel, sangre, pulmones, sistema nervioso y el tramo gastro-intestinal. El contacto puede irritar ojos, nariz y garganta. La exposición a largo plazo al PCF puede causar mutaciones en células vivas, y puede dañar el feto en desarrollo. La exposición repetida puede dañar el hígado, riñones, sangre y sistema nervioso; puede también causar bronquitis y erupción cutánea. El envenenamiento crónico puede causar pérdida de peso, debilidad y excesiva sudoración. 

Las poblaciones con potencialidad de alta exposición al PCF son personas implicadas en la protección de la madera y en fábricas de maderas, carpinteros, trabajadores portuales y los aplicadores del plaguicida. Los residentes cerca de las plantas de fabricación del PCF, torres de enfriado, y los lugares de eliminación y tratamiento de las aguas residuales pueden también estar expuestos al producto a niveles superiores que el público en general. Han reportado tener síntomas de exposición crónica algunas familias que viven en casas tratadas con PCF.

Peligros y riesgos conocidos respecto al medio ambiente. Dada su acción como desacoplador de la fosforilación oxidativa, el pentaclorofenol es altamente peligroso para la mayoría de las formas de vida terrestre y acuática, dependiendo del nivel de exposición. Es un plaguicida bastante resistente y móvil y como resultado esto puede difundirse en todo tipo de medio ambiente. Es peligroso para los peces. Extremadamente fitotóxico por contacto. Debería evitarse el desplazamiento casual. El LC50 (48 horas) para la trucha arco iris y marrón es 0,17 mg de pentaclorofenoxido sódico. La luz solar descompondrá el pentaclorofenol en un cierto número de productos químicos tóxicos. El compuesto es de ligeramente tóxico a prácticamente no tóxico para las aves. El PCF es moderadamente persistente en el medio ambiente del terreno, con una vida media reportada en el campo de 45 días. En el medio ambiente acuático, el PCF se une principalmente a los sedimentos y a las partículas suspendidas en el agua. El PCF puede ser absorbido por las plantas; la lechuga cultivada en terrenos que contenían PCP ha contenido bajos niveles de residuos. La absorción y la acumulación varían de acuerdo a las especies de plantas. El PCP es fuertemente tóxico para las plantas. 


ARSÉNICO. Es un elemento químico de la tabla periódica cuyo símbolo es (As) y el número atómico es 33. El arsénico se presenta raramente sólido, principalmente en forma de sulfuros. Pertenece a los metaloides, ya que muestra propiedades intermedias entre los metales y los no metales. Se conocen compuestos de arsénico desde la antigüedad, esta sustancia mortal se ha utilizado en el papel de empapelar durante más de un siglo, siendo extremadamente tóxico, se emplean como componentes en algunos medicamentos, material semiconductor empleado en circuitos integrados, Insecticida, herbicidas y venenos. El disulfuro de arsénico se usa como pigmento y en pirotecnia. Decolorante en la fabricación del vidrio (trióxido de arsénico). Históricamente el arsénico se ha empleado con fines terapéuticos prácticamente abandonados por la medicina occidental aunque recientemente se ha renovado el interés por su uso como demuestra el caso del trióxido de arsénico para el tratamiento de pacientes con leucemia promielocítica aguda. Como elemento fertilizante en forma de mineral primario rico, para la agricultura. También pinturas y pesticidas. Preservante de la madera (arseniato de cobre y cromo).

La exposición leve al arsénico puede producir malestar estomacal. La exposición a largo plazo puede derivar en insuficiencia cardíaca, convulsiones y coma. El arsénico y sus compuestos son extremadamente tóxicos, especialmente el arsénico inorgánico.

En Bangladés se produjo una intoxicación masiva, la mayor de la historia, debido a la construcción de infinidad de pozos de agua instigada por las ONG occidentales que resultaron estar contaminados afectando a una población de cientos de miles de personas. Otras regiones geográficas, España incluida, se han visto afectadas por esta problemática.

La ingestión de pequeñas cantidades de arsénico puede causar efectos crónicos por su acumulación en el organismo. Envenenamientos graves pueden ocurrir cuando la cantidad tomada es de 100 mg. Se ha atribuido al arsénico propiedades cancerígenas.


PLOMO Y MERCURIO. Estos metales se utilizan en baterías y materiales industriales. Es difícil no evitar el contacto con estos elementos. Afortunadamente, pequeñas cantidades de estos dos metales no son nocivas. Sin embargo, una mayor exposición puede provocar daños en el cerebro, los riñones, los huesos y el corazón.
Intoxicación con plomo
El medio ambiente y su salud: Plomo
Mercurio
Envenenamiento por mercurio

XILENO Y TOLUENO. Se encuentran en tintes, barnices, pinturas, monitores de Tv, fotocopiadoras. Perjudicial para la salud.  El tolueno y el xileno son compuestos potentes que se encuentran en muchas sustancias de uso industrial y doméstico. La intoxicación con tolueno y xileno puede ocurrir cuando alguien ingiere estas sustancias, inhala sus vapores o cuando dichas sustancias entran en contacto con la piel.


DIÓXIDO DE TITANIO (TIO2). BIÓXIDO DE TITANIO. El dióxido de titano está en la naturaleza en varias formas: rutilo (tetragonal), anatasa (octahédrico) y brookita (ortorrómbico). El TiO2 se usa como pigmento blanco por sus propiedades de dispersión, su estabilidad química y su supuesta no toxicidad, siendo el pigmento inorgánico más importante en términos de producción mundial.

Se encuentra en algunas pinturas y recubrimientos, sustituyendo a cualquier otro pigmento blanco en el mercado; impresiones; industria del plástico, para darle color a juguetes, aparatos electrónicos, automóviles, muebles, papeles, etc. El pigmento de dióxido de titanio absorbe parte de la radiación UV protegiendo su contenido. También se usa en fibras sintéticas, eliminando la apariencia grasosa causada por las propiedades translúcidas de la resina. Pigmentos de TiO2 se utilizan para el papel muy blanco que también debe ser opaco cuando es muy delgado y se aplica también como recubrimiento para hacer papeles decorativos. También se usa en la industria de la cerámica, en la elaboración del cemento blanco y el coloreado del hule o linóleo; pero lo más grave es que también se utiliza ampliamente en la industria cosmética, en la industria farmacéutica,  el dióxido de titanio se encuentra en casi todos los protectores solares como un bloqueador físico debido a su alto índice de refracción. Las partículas de dióxido de titanio utilizado en los protectores solares deben ser recubiertas con sílice o alúmina , porque el dióxido de titanio crea radicales en la reacción fotocatalítica. Estos radicales son cancerígenos, y podría dañar la piel.

También en la de alimentos. En la industria de alimentos se utiliza como colorante (E-171) y supuestamente en una proporción no mayor al 1% en el peso del alimento se utiliza en caramelos y dulces, helados, chicles, cremas para café, salsas para ensaladas, queso, usándose también para blanquear la leche descremada, donde el dióxido de titanio hace a la leche mas blanca y de una textura mas cremosa. Su nomenclatura en la UE es E-171.

Polvo de dióxido de titanio, por inhalación, ha sido clasificada por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) como carcinógeno 2B IARC Grupo posiblemente carcinogénico en seres humanos. Los resultados de la IARC se basan en el descubrimiento de que una alta concentración de pigmento grado (en polvo) y ultrafino polvo de dióxido de titanio producido cáncer del tracto respiratorio en ratas expuestas por inhalación y por instilación intratraqueal. La serie de eventos biológicos o los pasos que producen el cáncer de pulmón de la rata (por ejemplo, la deposición de partículas, la remoción de problemas pulmonares, lesiones de las células, fibrosis, cáncer y mutaciones en última instancia) se han observado también en personas que trabajan en ambientes con mucho polvo.

Por ejemplo, el los trabajadores de producción con titanio están expuestos a altas concentraciones de polvo durante el embalaje, la molienda de limpieza del sitio, y el mantenimiento, si no hay suficientes medidas de control de polvo en el lugar. Sin embargo, los estudios en humanos realizados hasta la fecha no sugieren una asociación entre la exposición ocupacional al dióxido de titanio y un mayor riesgo de cáncer. La seguridad de la utilización de nano-partículas de dióxido de titanio de tamaño, que pueden penetrar el cuerpo y llegar a los órganos internos, ha sido criticada. Los estudios también han descubierto que las nanopartículas de dióxido de titanio causa daño genético en ratones.  A fines del año 2.009 en un estudio realizado por científicos del centro Jonsson Comprehensive Cáncer de la UCLA (EEUU), demostrando que las nanopartículas de TiO2 presentes en los productos antes mencionados causan daño genético sistémico en ratones, induciendo roturas en las cepas del ADN y causando daño cromosómico e inflamación e incremento del riesgo de cáncer en los animales.

El proceso de producción de este producto provoca contaminación de vías fluviales. UE. Eliminación de los residuos industriales de dióxido de titanio


CADMIO. El Cadmio es un producto derivado de las producciones de metales como el zinc, el plomo y el cobre. También se encuentra en los siguientes productos: Baterías, Pigmentos, Revestimientos metálicos, Plásticos, Algunas aleaciones de metales, Fertilizantes, Cigarrillos, pinturas o como protector contra el óxido. etc. Es un metal pesado tóxico. Debido a su toxicidad, se encuentra sujeto a una de las legislaciones más severas en términos ambientales y de salud humana.

El cadmio no se encuentra en estado libre en la naturaleza, y la greenockita (sulfuro de cadmio), único mineral de cadmio, no es una fuente comercial de metal. Casi todo el que se produce es obtenido como subproducto de la fundición y refinamiento de los minerales de zinc, los cuales por lo general contienen de 0.2 a 0.4%. El Cadmio puede ser encontrado mayoritariamente en la corteza terrestre. Este siempre ocurre en combinación con el Zinc. El Cadmio también consiste en las industrias como inevitable subproducto del Zinc, plomo y cobre extracciones. Después de ser aplicado este entra en el ambiente mayormente a través del suelo, es encontrado en estiércoles y pesticidas. Fuentes de emisión: 

Fuentes naturales. La actividad volcánica es la mayor fuente natural de cadmio a la atmósfera. De forma natural grandes cantidades de Cadmio son liberadas al ambiente, sobre 25.000 toneladas al año. La mitad de este Cadmio es liberado en los ríos a través de la descomposición de rocas y algún Cadmio es liberado al aire a través de fuegos forestales y volcanes. El resto del Cadmio es liberado por las actividades humanas, como es la manufacturación.

Industrias. Como catalizador, en la fabricación de esmaltes y en sintonización se usa óxido de cadmio. Como pigmento amarillo, en pinturas y vidrio: se usa sulfuro de cadmio. Fabricación de electrodos negativos de baterías de Níquel-cadmio, pilas y galvanotecnia: se usa Hidróxido de cadmio. Fotografía, tintorería y absorbente de H2S: se usa cloruro de cadmio. Se emplea en la mejora de la estabilidad de los materiales de PVC frente a la luz y los agentes atmosféricos: se usa estearato de cadmio. Se usan como componentes de las sustancias fosforescentes de televisores blanco y negro y activadores para producir color azul y verde de tubos de TV color. Silicatos y boratos de cadmio presentan fosforescencia y fluorescencia Para el recubrimiento de cobre, hierro y acero por sus propiedades anticorrosivas. En aleaciones con cobre, níquel, oro, plata, bismuto y aluminio forma compuestos de fácil fusión, puede usarse como recubrimiento de otros materiales. Soldadura de cañerías. En el tabaco de los cigarrillos. Quema de combustibles fósiles, como el carbón o el petróleo, y la incineración de la basura común.

Los alimentos ricos en Cadmio. Pueden en gran medida incrementar la concentración de Cadmio en los humanos. Casi todos los alimentos contienen cadmio, pero puede ser en menor o mayor concentración, sobre todo aquellos que fueron contaminados: carnes y pescados, animales de abasto, mariscos, mejillones, crustáceos y moluscos, patés, lácteos, cacao y huevos, champiñones, algas secas, etc. Al ser consumidos de forma esporádica, no existe un alto riesgo para la salud.

Una exposición a niveles significativamente altas ocurren cuando se fuma. El humo del tabaco transporta el Cadmio a los pulmones. La sangre transportará el Cadmio al resto del cuerpo donde puede incrementar los efectos por potenciación del Cadmio que está ya presente por comer comida rico en Cadmio. Otra alta exposición puede ocurrir con gente que vive cerca de los vertederos de residuos peligrosos o fábricas que liberan Cadmio en el aire y gente que trabaja en las industrias de refinerías del metal. Cuando se respira Cadmio este puede dañar severamente los pulmones. Esto puede incluso causar la muerte. 

El Cadmio y cuerpo humano. Primero es transportado hacia el hígado por la sangre, allí es unido a proteínas para formar complejos que son transportados hacia los riñones, se acumula en los riñones, donde causa un daño en el mecanismo de filtración. Esto causa la excreción de proteínas esenciales y azúcares del cuerpo y el consecuente daño de los riñones. Lleva bastante tiempo antes de que el Cadmio que ha sido acumulado en los riñones sea excretado del cuerpo humano. Otros efectos sobre la salud que pueden ser causados por el Cadmio son: Diarreas, dolor de estómago y vómitos severos,  Fractura de huesos, Fallos en la reproducción y posibilidad incluso de infertilidad, Daño al sistema nervioso central, Daño al sistema inmune, Desordenes psicológicos, Posible daño en el ADN o desarrollo de cáncer. 

Las aguas residuales con Cadmio procedentes de las industrias mayoritariamente terminan en suelos. Las causas de estas corrientes de residuos son por ejemplo la producción de Zinc, minerales de fosfato y las bioindustrias del estiércol. El Cadmio de las corrientes residuales puede también entrar en el aire a través de la quema de residuos urbanos y de la quema de combustibles fósiles. Debido a las regulaciones sólo una pequeña cantidad de Cadmio entra ahora en el agua a través del vertido de aguas residuales de casas o industrias. Otra fuente importante de emisión de Cadmio es la producción de fertilizantes fosfatados artificiales. Parte del Cadmio terminará en el suelo después de que el fertilizante es aplicado en las granjas y el resto del Cadmio terminará en las aguas superficiales cuando los residuos del fertilizante son vertidos por las compañías productoras. El Cadmio puede ser transportado a grandes distancias cuando es absorbido por el lodo. Este lodo rico en Cadmio puede contaminar las aguas superficiales y los suelos.

El Cadmio es fuertemente adsorbido por la materia orgánica del suelo. Cuando el Cadmio está presente en el suelo este puede ser extremadamente peligroso, y la toma a través de la comida puede incrementar. Los suelos que son ácidos aumentan la toma de Cadmio por las plantas. Esto es un daño potencial para los animales que dependen de las plantas para sobrevivir. El Cadmio puede acumularse en sus cuerpos, especialmente cuando estos comen muchas plantas diferentes. Las vacas pueden tener grandes cantidades de Cadmio en sus riñones debido a esto. Las lombrices y otros animales esenciales para el suelo son extremadamente sensibles al envenenamiento por Cadmio. Pueden morir a muy bajas concentraciones y esto tiene consecuencias en la estructura del suelo. Cuando las concentraciones de Cadmio en el suelo son altas esto puede influir en los procesos del suelo de microorganismos y amenazar a todo el ecosistema del suelo. En ecosistemas acuáticos el Cadmio puede bioacumularse, las subceptibilidad al Cadmio pueden variar ampliamente entre organismos acuáticos. Organismos de agua salada se sabe que son más resistentes al envenenamiento por Cadmio que organismos de agua dulce. Animales que comen o beben Cadmio algunas veces tienen la presión sanguínea alta, daños del hígado y daños en nervios y el cerebro.


CLORO. Se usa como blanqueador de papel. Pueden desprender toxinas que contaminan agua y aire, COV. Compuestos Orgánicos Volátiles Se encuentran en disolventes, pinturas o barnices. Son depresivos, provocan vértigos y pueden ser cancerígenos.

El cloro existe como un gas amarillo-verdoso a temperaturas y presiones ordinarias. El cloro es un gas altamente reactivo. Es un elemento que se da de forma natural. Los mayores consumidores de cloro son las compañías que producen dicloruro de etileno y otros disolventes clorinados, resinas de cloruro de polivinilo (PVC), clorofluorocarbonos (CFCs) y óxido de propileno. Las compañías papeleras utilizan cloro para blanquear el papel. Las plantas de tratamiento de agua y de aguas residuales utilizan cloro para reducir los niveles de microorganismos que pueden propagar enfermedades entre los humanos (desinfección). Los efectos del cloro en la salud humana dependen de la cantidad de cloro presente, y del tiempo y la frecuencia de exposición. Los efectos también dependen de la salud de la persona y de las condiciones del medio cuando la exposición tuvo lugar.

La respiración de pequeñas cantidades de cloro durante cortos periodos de tiempo afecta negativamente al sistema respiratorio humano. Los efectos van desde tos y dolor pectoral hasta retención de agua en los pulmones. El cloro irrita la piel, los ojos y el sistema respiratorio. No es probable que estos efectos tengan lugar a niveles de cloro encontrados normalmente en la naturaleza.

Hoja de datos de seguridad. Cloro


COV. COMPUESTOS ORGÁNICOS VOLÁTILES. Los COV se liberan durante la quema de combustibles, como gasolina (el transporte es una de las principales fuentes de emisión de COV), madera, carbón, gas natural, también en disolventes, pinturas, barnices, adhesivos, plásticos, aromatizantes y otros productos empleados en procesos industriales. Los COV. Compuestos Orgánicos Volátiles, son contaminantes del aire, cuando se mezclan con óxidos de nitrógeno, reaccionan y forman ozono. La presencia de concentraciones elevadas de ozono en el aire que respiramos es muy peligrosa.  Los efectos de los compuestos orgánicos volátiles para la salud pueden variar mucho según el compuesto y comprenden desde un alto grado de toxicidad hasta ausencia de efectos conocidos. Esos efectos dependerán de la naturaleza de cada compuesto y del grado y del período de exposición al mismo.

Son COV. Compuestos Orgánicos Volátiles todos aquellos hidrocarburos que se presentan en estado gaseoso a la temperatura ambiente normal o que son muy volátiles a dicha temperatura. Suelen presentar una cadena con un número de carbonos inferior a doce y contienen otros elementos como oxígeno, flúor, cloro, bromo, azufre o nitrógeno. Algunos ejemplos de compuestos orgánicos volátiles son gasolina, benceno, formaldehido, disolventes como tolueno y xileno y percloroetileno (o tetracloroetileno).

Según el Undécimo Informe sobre Carcinógenos, publicado por el Programa Nacional de Toxicología, se sabe que el benceno es un carcinógeno humano y se presume razonablemente que el formaldehido, tolueno y xileno y percloroetileno (o tetracloroetileno), el principal disolvente usado en la industria de lavado en seco, SON carcinógenos. Las personas con mayor riesgo de exposición a largo plazo a esos tres compuestos orgánicos volátiles son los trabajadores industriales que tienen una exposición ocupacional prolongada a los compuestos, los fumadores de cigarrillos,  las personas expuestas por períodos prolongados a las emisiones del tránsito pesado de vehículos automotores.

La exposición a largo plazo a los compuestos orgánicos volátiles puede causar lesiones del hígado, los riñones y el sistema nervioso central. La exposición a corto plazo puede causar irritación de los ojos y las vías respiratorias, dolor de cabeza, provocan vértigos, mareo, trastornos visuales, fatiga, pérdida de coordinación, reacciones alérgicas de la piel, náusea y trastornos de la memoria, son depresivos, pueden ser cancerígenos. Los efectos sobre la salud de la exposición a ozono incluyen: irritación de ojos y vías respiratorias, astenia, cefaleas, alergias, disminución de la función pulmonar y lesiones al hígado, riñones, pulmones y sistema nervioso central. 

Los efectos sobre el medio ambiente incluyen la alteración de la función fotosintética de las plantas. También participan activamente en numerosas reacciones, en la troposfera y en la estratosfera, contribuyendo a la formación del esmog fotoquímico y al efecto invernadero.


COMPUESTOS ÓRGANO CLORADOS. (OCs).  Se encuentran en plásticos, pinturas y disolventes. Pueden provocar aturdimientos, náuseas y vértigos. Estudios realizados en recién nacidos para evaluar los posibles efectos de estos compuestos en poblaciones expuestas a niveles habituales del mundo desarrollado, han demostrado una ligera asociación entre la exposición prenatal a PCBs y el crecimiento y el desarrollo motor y cognitivo posterior. En adultos, la exposición a OCs se ha visto asociada con cáncer, enfermedad cardiovascular y alteraciones endocrinas (sobretodo alteraciones en el sistema tiroideo).

Los Compuestos Organoclorados ( OCs) forman parte de los Compuestos Orgánicos Persistentes (COPs) por su presencia en todo el planeta, su bioestabilidad y su lenta biodegradación, su acumulación en los tejidos grasos y su vida media larga. Como su nombre indica los OCs son compuestos químicos orgánicos en donde algunos o la totalidad de sus átomos de hidrógeno se substituyen por cloro.

La producción y el uso intensivo de estos compuestos se iniciaron en los años '30 en procesos industriales, como la producción de aislantes y agrícolas (como pesticidas). Muchos de estos compuestos están actualmente prohibidos, pero siguen estando presentes debido a su lenta biodegradación y a su uso en los países del tercer mundo. Los beneficios de estos compuestos como pesticidas sintéticos son innegables, pero la preocupación por sus posibles efectos adversos sobre la salud a largo término ha ido en aumento en los últimos tiempos. Estos compuestos tienen una vida media de 10 años o más, y debido a sus propiedades químicas tienen una gran capacidad para llegar a zonas remotas, pueden ser transportados a través de la atmósfera y acumularse en la materia orgánica del suelo y en los organismos vivos. Los OCs se han dispersado y distribuido por todo el planeta.

En seres humanos la vía de exposición mayoritaria es a través de la dieta rica en grasa, y diversos estudios han mostrado que en España muchos de los alimentos de consumo habitual (carne, pescado, huevos, leche y derivados lácticos) contienen Diclorodifenildicloroetileno (p,p'DDE), Polychlorinated biphenyls (PCB o bifenilos policlorados), Hexaclorobenceno (HCB) e isómeros de HCH, hexaclorociclohexano (HCH), conocido anteriormente como hexacloruro de benceno (BHC). El aire y el consumo de agua son también vías de exposición ambiental. Se almacenan en órganos ricos en grasa, como el hígado o el cerebro, y también se encuentran en suero o en la leche materna. Estos compuestos pasan la barrera placentaria, y los lactantes los incorporan unas 20 veces más que los adultos. En los tres primeros meses de vida se llega a acumular el 6% de todo lo que se acumulará durante el resto de la vida.

DDE y su padre, el DDT, son tóxicos para la reproducción de especies de ciertas aves, son las razones principales de la disminución de algunas aves. DDE parece ser más potente que el DDT. 

Hexaclorociclohexano (HCH). España


BISFENOL A (BPA). Comúnmente abreviado como BPA, una sustancia tóxica es un compuesto orgánico con dos grupos funcionales fenol. Se utiliza para hacer policarbonato de plástico y resinas epoxi, junto con otras aplicaciones. Conocido por ser estrogénico desde mediados de 1930, sospechoso de ser dañino para los humanos desde la década del 30, los riesgos acerca del uso del Bisfenol A en productos de consumo fueron regularmente resaltados en los medios de comunicación después de que varios gobiernos emitieran informes cuestionando su seguridad, esto también provocó que algunas cadenas de venta retiraran los productos que lo tuvieran de sus vitrinas. 

Un informe en el 2010 de la FDA (Administración de Alimentos y Fármacos) de Estados Unidos generó mayor conciencia con respecto a la exposición de fetos, infantes y niños pequeños. En septiembre de 2010, Canadá se convirtió en el primer país que declaró el BPA, de una sustancia tóxica. En la Unión Europea y Canadá, el uso de BPA-Bisfenol está prohibido en los biberones

La Agencia de Protección Ambiental, ni la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer  han evaluado el bisfenol A, por posible existencia de carcinogénesis. Una revisión de 2010 en la Universidad Tufts Medical School concluyó que el bisfenol A puede aumentar el riesgo de cáncer.


PLÁSTICO POLICARBONATO.  El policarbonato nació por los años 50 y su especial interés radicaba en que es un polímero amorfo y fácil de trabajar, fabricado a partir de BPA-Bisfenol A y fosgeno, que posee excelente resistencia al impacto, resistencia al calor (hasta 230ºC) y transparencia (90% para la luz visible), buenas propiedades mecánicas y tenacidad, resistencia química y buena estabilidad dimensional. El Policarbonato es un tipo de plástico utilizado en la fabricación de aparatos electrónicos, electrodomésticos, piezas de automóviles, cascos de protección, CD’s, Dvd, etc.

 
CLORURO DE VINILO (PVC). El cloruro de vinilo es un gas incoloro, se incendia fácilmente y es inestable a altas temperaturas, tiene un olor levemente dulce, es una sustancia fabricada y no ocurre naturalmente. Se puede formar por la descomposición de otras sustancias tales como el tricloroetano, tricloroetileno y el tetracloroetileno. El  cloruro de polivinilo (PVC), se usa para fabricar una variedad de productos plásticos, tuberías, revestimientos de alambres, cables,  productos para empaquetar. El cloruro de vinilo es conocido también como cloroeteno, cloroetileno y monocloruro de etileno. La exposición al cloruro de vinilo ocurre principalmente en el ambiente de trabajo.

Respirar niveles altos de cloruro de vinilo por cortos períodos de tiempo puede causar mareo, somnolencia y pérdida del conocimiento. A niveles extremadamente altos, el cloruro de vinilo puede causar la muerte.

Respirar cloruro de vinilo por largos períodos de tiempo puede producir daño permanente al hígado, reacciones del sistema inmunitario, daño a los nervios y cáncer del hígado. También se ha observado en trabajadores cáncer del cerebro, de los pulmones y algunos tipos de cáncer de sangre. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. Ha determinado que el cloruro de vinilo es un carcinógeno conocido. No se sabe cuáles son los niveles más bajos de cloruro de vinilo que producen alteraciones en el hígado, daño a los nervios y reacciones del sistema inmunitario.


FENOLES. Se encuentran en desinfectantes, colas y preservantes de madera. Son muy tóxicos. Los fenoles son alcoholes aromáticos. Están compuestos de moléculas que tienen un grupo OH unido a un átomo de carbono de un anillo bencénico. La estructura que se encuentra en todos los fenoles es el fenol.


FIBRA DE VIDRIO. La fibra de vidrio es un material artificial que se encuentra en muchos productos industriales y de consumo. Las fibras de vidrio, fibra mineral elaborada a partir de sílice, cal (óxido de calcio o cal viva), alúmina y magnesita. Comúnmente se usa en aislamiento y filtros para hornos en hogares y sitios de trabajo, como aislante en aparatos del hogar, automóviles, aviones, y en materiales para techos. La fibra de vidrio es un tipo de fibra vítrea sintética (synthetic vitreous fiber oSVF, por sus siglas en inglés). Las fibras vítreas sintéticas varían ampliamente en uso y en sus efectos potenciales sobre la salud. 

Los más expuestos a este toxico son, los trabajadores de las industrias de Construcción y mantenimiento de edificios (especialmente aquellos que trabajan con aislamiento). Fabricación de fibra de vidrio. Carrocería de automóviles. Aquellos que hacen sus propios trabajos, que instalan fibra de vidrio o perturban el aislamiento existente hecho con fibra de vidrio. Cuando la fibra de vidrio es manipulada, cortada o perturbada de alguna manera, las personas pueden estar expuestas por medio del contacto con la piel y los ojos, o al inhalar fibras que han quedado en el aire. 

Cuando se trabaje directamente con fibra de vidrio: Usar ropa suelta, con mangas largas y guantes. Esto reducirá el contacto y la irritación de la piel. La piel expuesta se debe lavar a fondo con agua y jabón para quitar las fibras de vidrio. La ropa que se usa para trabajar con fibras de vidrio se debe quitar y lavar por separado. Usar un respirador 'N95' aprobado por NIOSH para proteger la nariz, la garganta y los pulmones.  Usar anteojos o gafas de seguridad con protectores laterales para proteger los ojos.

Una vez que se instala en los edificios,  los ocupantes y residentes de edificios también pueden estar expuestos si la fibra de vidrio se dispersa en áreas ocupadas durante renovaciones del edificio u otras perturbaciones.

Reducir exposición a la fibra de vidrio en ocupantes de edificios u otras personas: Evitar tocar directamente o perturbar el aislamiento u otros materiales que puedan contener fibra de vidrio. Para limpiar el polvo y los escombros de fibra de vidrio de las superficies, use trapeadores y paños mojados, o una aspiradora equipada con un filtro. No barrer en seco ni lleve a cabo actividades que puedan esparcir el polvo. Lavar bien las manos con agua y jabón después de estar en contacto con fibra de vidrio y evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Efectos de la fibra de vidrio sobre la salud. El contacto directo con la fibra de vidrio o con el polvo transportado por el aire que contiene fibras de vidrio puede irritar la piel, los ojos, la nariz y la garganta. La exposición a altos niveles de fibra de vidrio en el aire puede agravar el asma o la bronquitis. No se conocen por completo cuales son los efectos a largo plazo en la salud asociados con la fibra de vidrio. Sin embargo, estudios en personas que trabajan rutinariamente con fibra de vidrio no han demostrado un aumento en el riesgo de problemas de salud a largo plazo, tales como enfermedad respiratoria, sensibilización alérgica o cáncer.


FIBRAS MINERALES. Se encuentran en aislantes térmicos y acústicos. Provocan irritaciones. Las Fibras Minerales pueden ser naturales, como el Amianto o provenir de materiales hilables como el vidrio o algunos metales. La Fibra de Vidrio se obtiene fácilmente del vidrio, calentándolo a la llama y estirándolo con unas pinzas metálicas. Se emplea en la industria como aislante térmico y sonoro, para fabricar fibras ópticas encargadas del transporte de luz e imágenes, tejas acústicas, etc. 


FTALATOS. Los ftalatos son un grupo de sustancias químicas sintéticas, relacionadas estructuralmente con el ácido orgánico conocido como ácido ftálico. Los ftalatos se utilizan principalmente en plásticos, sobre todo en PVC, en los que actúan como plastificantes.

Los ftalatos también están presentes en una amplia gama de productos industriales, para el hogar y de consumo incluso productos de higiene personal como tuberías, revestimientos de vinilo para pisos y paredes, material de techado, cristal de seguridad, componentes de automóviles, aceites lubricantes, detergentes, embalajes de alimentos, adhesivos, pinturas, tintas, tubos médicos, bolsas de sangre, productos farmacéuticos, calzado, cables eléctricos, artículos de papelería, esmalte de uñas, espuma para el cabello, jabones, champús, perfumes, cremas hidratantes y en juguetes. Determinados ftalatos han sido prohibidos en la UE para ciertos usos, como en juguetes y artículos para el cuidado de los niños (véase la Directiva europea 2005/84/EC) y en cosméticos (véase la Directiva sobre cosméticos de la UE).

Existe una amplia gama de ftalatos, cada uno de ellos con distintas propiedades, usos y efectos sobre la salud. La Unión Europea, a través la Agencia Europea de las Sustancias Químicas, ha examinado cinco de los ftalatos de uso más extendido (DEHP, DBP, DINP, DIDP, y BBP). 

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) ha determinado que es razonable predecir que el DEHP es carcinogénico en seres humanos. La EPA ha determinado es probablemente carcinogénico en seres humanos. Estas determinaciones fueron basadas totalmente en el hallazgo de cáncer del hígado en ratas y en ratones.

El 28 de octubre de 2008, se agregó el DEHP a la lista de la Unión Europea de Sustancias Altamente Preocupantes debido a su toxicidad para el sistema reproductivo.

La nueva legislación de la UE establece que, a partir del año 2010, todos los insumos (materias) médicos que contengan ftalatos deberán ser rotulados, de manera que los médicos y enfermeros puedan tomar decisiones con conocimiento de causa acerca de los productos que utilicen.




 
PLÁSTICOS. Durante milenios el hombre ha conocido y hecho uso de materiales plásticos naturales como el caucho natural, el asta, el ámbar y el carey, pero la gran revolución del plástico se produjo a final del siglo XIX con los plásticos sintéticos. Estos plásticos se convirtieron en soluciones sencillas para la vida cotidiana. Pero no todas fueron ventajas, a medida que se conocen más las propiedades de los plásticos sintéticos se van descubriendo efectos no deseados.

Todos los plásticos no son iguales, algunos son más seguros que otros. Cuando los plásticos que no son seguros entran en contacto con agua, alimentos o calor, pueden escaparse sustancias químicas como ftalatos, bifenoles y estirenos.
 
Los ftalatos son compuestos sintéticos usados comúnmente para dar flexibilidad a plásticos de PVC y se encuentran en algunos juguetes, productos de uso médico, elementos de perfumería etc. Se han publicado varios estudios sobre la disrupción endocrina que producen los ftalatos en la salud. 

El bisfenol A (BPA) es un químico de alto volumen de producción con más de 2 millones métricos de toneladas producidas en 2003 y un incremento en la demanda anual del 6% al 10%. Se encuentra presente en los policarbonatos plásticos con los que se fabrican envases de comidas y bebidas, aguas, mamaderas, compact disc, etc y en las resinas epoxi que se utilizan como película protectora en el interior de las latas de comida envasada y de bebidas gaseosas. El bisfenol A (BPA) forma un polímero que no es estable y que con el tiempo libera esta sustancia a los elementos con los que está en contacto por ejemplo comida y agua.  El BPA es comprobado disruptor endocrino

El estireno es una sustancia química que se usa extensamente en la manufactura de plásticos y caucho. Entre los productos que contienen estireno se incluyen envases para alimentos, copas para beber, material aislante, fibra de vidrio, etc. La mayoría de estos productos contienen moléculas de estireno unidas formando cadenas largas (poliestireno). El estireno puede ser transferido a los alimentos desde los recipientes hechos con esta sustancia. La Agencia de Sustancias Toxicas y Registro de Enfermedades y La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha determinado que el estireno es posiblemente carcinogénico en seres humanos.

Código De Identificación De Resina. La resina SPI sistema de códigos de identificación es un conjunto de símbolos colocados en plásticos para identificar el tipo de polímero. Fue desarrollado por la Sociedad de la Industria del Plástico (SPI) en 1988, y se utiliza a nivel internacional. El propósito principal de los códigos es para permitir la separación eficiente de los diferentes tipos de polímeros para su reciclaje.

Los símbolos usados ​​en el código consisten en flechas que el ciclo de las agujas del reloj para formar un triángulo redondeado e incluyendo un número, a menudo con un acrónimo que representa el plástico por debajo del triángulo. Cuando el número se omite, el símbolo que se conoce como el símbolo de reciclaje universal, lo que indica genéricas de materiales reciclables. En este caso, otro tipo de texto y las etiquetas se utilizan para indicar el material utilizado (s). 

Resinas recicladas previamente se codifican con una "R" como prefijo (por ejemplo, una botella de PETE de resina reciclada puede ser marcado como RPETE utilizando la misma numeración).

Contrariamente a las ideas falsas, el número no indica lo difícil que es el tema de reciclar, ni la frecuencia con que el plástico es reciclado, se trata de un número arbitrariamente asignados que no tiene otro significado aparte de la identificación de los plásticos específicos.

Existen más de cien tipos de plásticos, pero los más comúnmente utilizados son siete, y se los identifica con un número dentro de un triangulo para facilitar su clasificación para el reciclado. Sin embargo, lo más prudente es evitar las botellas de plástico en general. Los plásticos que encontramos en el mercado suelen diferenciarse mediante un número del "1" al "7", ubicado generalmente en la parte inferior. Esta clasificación ha sido adoptada en todo el mundo. Dado que la calidad de un plástico se deteriora rápidamente al combinarlo con otro plástico diferente, la utilidad de este código es ayudar en la separación de los diferentes tipos de plástico.

  • 1. PET / PETE (Polietileno de Tereftalato). El PET se utiliza principalmente en la producción de botellas para bebidas. A través de su reciclado se obtiene principalmente fibras para relleno de bolsas de dormir, alfombras, cuerdas y almohadas. Los plásticos marcados con el número 1 (Polietileno de tereftalato/PET ó PETE).  Estudios confirmar que la reutilización repetida de plásticos puede provocar que determinados productos químicos se escapen por las grietas y fisuras minúsculas tras un uso continuado. Se deben utilizar solamente una vez
    • 2. HDPE / PEAD (Polietileno de alta densidad). El HDPE normalmente se utiliza en envases de leche, detergente, aceite para motor, etc. El HDPE tras reciclarse se utiliza para macetas, contenedores de basura y botellas de detergente. Los plásticos marcados con el número 2, es una opción segura 
    • 3. PVC / V (Cloruro de polivinilo). El PVC es utilizado en botellas de champú, envases de aceite de cocina, artículos de servicio para casas de comida rápida, etc. El PVC puede ser reciclado como tubos de drenaje e irrigación. Los plásticos marcados con un número 3 (chloride/PVC polivinilo) pueden también desprender BPA y ftalatos
    • 4. LDPE / PEBD (Polietileno de baja densidad). El LDPE se encuentra en bolsas de supermercado, de pan, plástico para envolver. El LDPE puede ser reciclado como bolsas de supermercado nuevamente. Los plásticos marcados con el número 4, es una opción segura.
    •  5. PP (Polipropileno). El PP se utiliza en la mayoría de recipientes para yogurt, sorbetes, tapas de botella, etc. El PP tras el reciclado se utiliza como viguetas (latas) de plástico, peldaños para registros de drenaje, cajas de baterías para autos. Los plásticos marcados con el número 5, es una opción segura.
    • 6. PS (Poliestireno). El PS se encuentra en tazas desechables de bebidas calientes y bandejas de carne. El PS puede reciclarse en viguetas de plástico, cajas de cintas para casetes y macetas. Los plásticos marcados con un número 6 (poliestireno/PS) el estireno es un producto químico potencialmente tóxico que se libera de recipientes hechos de poliestireno cuando se usan para guardar o calentar alimentos o líquidos a temperaturas mayores de 80°C. Puede dañar el sistema nervioso.
    • 7. OTROS. Generalmente indica que es una mezcla de varios plásticos. Algunos de los productos de este tipo de plástico son: botellas de kétchup para exprimir, platos para hornos de microondas, etc. Estos plásticos no se reciclan porque no se sabe con certeza qué tipo de resinas (plástico) contienen. Dentro de "otros" podemos encontrar plásticos como el PU / PUR (Poliuretano), ABS (Acrilonitrilo-butadienestireno), PC (Policarbonato) y los Biopolímeros. Los plásticos marcados con un  número 7 u Otros, (también llamado Lexan) se deben evitar totalmente, porque desprenden BPA en el contenido.
     
    LOS PLÁSTICOS MARCADOS CON EL NÚMERO 2, 4, Y 5 SON LAS OPCIONES MÁS SEGURAS

    Uso de plásticos seguros
    • Se debe revisar la etiqueta de reciclaje en la base de la botella ya que proporciona información para saber de qué  tipo de plástico está hecho.
    • Tratar de no usar recipientes plásticos en el microondas, es más seguro usar recipientes de vidrio o cerámica.
    • No se deben lavar en el lavavajillas, el calor hace que se desprendan las partículas nocivas.
    • Los recipientes plásticos no deben contener bebidas calientes.
    • Mejor usar recipientes de vidrio o productos que se indique que son “Libre de ftalatos” ó “Libre de bisfenol A”
    • No usar papel film en el microondas, una opción segura es el papel encerado.
    • Evitar la comida enlatada, el interior de las latas puede contener Bisfenol A. Tampoco se deben calentar las latas.
    • El uso repetido de botellas plásticas es perjudicial sobre todo si son NO reutilizables, que son la gran mayoría.

    HALON. Se usa para la extinción de incendios. Daña la capa de ozono. Gas halón es un compuesto químico que se utiliza a menudo en los sistemas de extinción de incendios. Mientras que varios tipos diferentes de halones se han desarrollado ya que este producto fue inventado, muchos eran peligrosos o mortales para los humanos. Desde finales del siglo 20, dos tipos más seguros de halones han sustituido a las versiones anteriores. Estos incluyen el tipo de licuado de gas halón 1211 y gas halón 1301. Ambos son conocidos por el nombre científico bromotrifluorometano.

    El fuego necesita oxígeno, calor y una fuente de combustible para quemar. Algunos productos de halones a principios de gas se cortó el suministro de oxígeno en una habitación con el fin de suprimir un incendio. Si bien esto era una forma eficaz para extinguir un incendio, también podría matar a cualquier persona que estuviera en la sala en ese momento. Los nuevos sistemas de halón, simplemente evitan que el oxígeno reaccione con una fuente de combustible para crear un fuego, haciéndolos mucho más seguro para los ocupantes. El beneficio principal de gas halón es su capacidad para extinguir rápidamente un incendio sin dañar los elementos dentro de la sala, ya que no es conductor, no volátil, y no deja ningún residuo una vez que el fuego ha sido suprimido. Esto hace que los halones sean una opción popular para los laboratorios de computación, museos y bibliotecas. También es una opción efectiva para la protección de equipos eléctricos y se utiliza a menudo en barcos y aviones. Gas halón se puede utilizar en sistemas de extinción de un incendio o una sobrecarga en un extintor de incendios químicos. 

    Un extinguidor de fuego químico es un extintor de incendios que está diseñado para inhibir las reacciones químicas que permiten que un incendio que persisten y crecen. Estos extintores se encuentran en uso en una serie de situaciones diferentes y son adecuados para la clase A, B, C y los incendios. Por ejemplo, muchos extintores domésticos son los extintores de incendios químicos. Mientras que los dos tipos se utilizan actualmente de gas halón no se consideran generalmente mortal. Los ocupantes de una habitación deben salir rápidamente cuando un sistema de halón se activa, y no debe volver a entrar hasta que todas las emanaciones de gases se hayan disipado.
     
    El Protocolo de Montreal de 1987 estableció el gas halón como un riesgo ambiental, junto con muchos otros tipos de refrigerantes y productos químicos que están vinculados a la capa de ozono. De acuerdo con el presente Protocolo, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) prohibió la producción de productos nuevos de halones a partir de 1994. Aquellos con los sistemas existentes son todavía permite el uso de halones, y las reservas existentes son monitoreados cuidadosamente para proporcionar mantenimiento y repuestos cuando sea necesario. Todos los halones deben ser reciclados de acuerdo con las directrices de la EPA para reducir al mínimo los efectos adversos sobre el medio ambiente. Según la EPA, los suministros actuales se espera que duren por lo menos hasta el 2030.

    Final rule resumen EPA prohibición de halones 05 de marzo 1998 (63FR 11084).
    EPA. Artículo 40 CFR Parte 82 de Protección del ozono estratosférico

    TETRACLORURO DE CARBONO. Es un disolvente y daña la capa de ozono. Cloruro de carbono (IV) o tetracloruro de carbono, es un compuesto químico sintético, antiguamente utilizado como extintor y en la producción de refrigerantes, pero actualmente abandonado debido a su toxicidad. Es un líquido incoloro de olor ligeramente dulce. El cloruro de carbono puede entrar al cuerpo por vía endógena o exógena, ya sea por vía inhaladora o aspirado, por absorción a través de la piel y mucosas, por vía ocular, por vía oral o por heridas abiertas sin cicatrizar. Se elimina por orina o exhalación.

    Si uno hubiese ingerido depresores del sistema nervioso central como diazepam o clonazepam, o una ingesta abusiva de alcohol, el cuadro clínico se vería mucho más comprometido, pudiendo ocasionar la muerte por falla hepática grave llegando a mostrar una gráfica plana o paro cardiorespiratorio. Asimismo es un cancerígeno conocido, y puede ser causa de leucemia linfoide, tricoleucemia, cirrosis y cáncer de hígado y cáncer de pulmón. Todos estos daños son irreversibles. Afecta al sistema nervioso siendo depresor del mismo y conllevando leves alucinaciones. También, dependiendo la cantidad ingerida, puede causar mareos, visión borrosa, desmayos, vértigo, vómitos, arcadas, graves alucinaciones con pérdida del conocimiento, bajada en la presión arterial, aumento de la temperatura corporal, fiebres, delirios, agresividad, estados sedativos similares al del coma y dolores de cabeza.


    OTROS PRODUCTOS QUÍMICOS. Se entiende Por producto químico toda sustancia, sola o en forma de mezcla o preparación, ya sea fabricada u obtenida de la naturaleza, excluidos los organismos vivos. Ello comprende las siguientes categorías: plaguicida, (incluidas las formulaciones plaguicidas extremadamente peligrosas y productos químico industrial. Según el Convenio de Rótterdam se pueden distinguir varios tipos de productos químicos peligrosos para la salud humana y para el medio ambiente. Los productos químicos prohibidos. Los productos químicos rigurosamente restringidos. Los plaguicidas extremadamente peligrosos.

    La gasolina, queroseno, aceite para motores y la pintura y sus derivados son peligrosos porque se introducen fácilmente en los pulmones en caso de ingestión accidental. El anticongelante y el limpiaparabrisas son también peligrosos, y su sabor dulce los hace apetecibles a niños y mascotas.


    COSMÉTICOS Y PRODUCTOS DE ASEO PERSONAL. Los colutorios y perfumes contienen alcohol y son peligrosos en caso de ingestión accidental. Algunos productos de aseo personal como la laca de uñas son también muy tóxicos. Se estima que un tercio de los productos de higiene corporal contiene por lo menos un ingrediente carcinógeno.

    Las tasas de cáncer incrementan día a día de forma alarmante. Los efectos en la salud de los casi 4 millones de químicos sintéticos presentes en el medio ambiente son prácticamente desconocidos, ya que dado su elevado número es imposible estudiar cada uno de ellos. La mayoría no somos conscientes de que absorbemos más toxinas al respirar y a través de la piel que comiendo o bebiendo, por lo que debemos elegir productos de higiene corporal y belleza (jabones, champú, cremas hidratantes, cosméticos, bronceadores, etc.) lo más naturales posibles.

    Los parabenos usados como conservantes (methylparaben, propylparaben, butylparaben, ethylparaben, isobutyl paraben o propylparaben E216), el ethyl alcohol, el alcohol isopropílico y los ftalatos son algunos de los químicos más frecuentes que encontramos en los productos de higiene corporal, incluso en los que se venden en herbolarios bajo la denominación de productos naturales. Los ftalatos son derivados del plástico y, en general, no aparecen listados en las etiquetas.


    PESTICIDAS Y PRODUCTOS PARA EL JARDÍN. Muchos productos químicos usados para controlar insectos, roedores y maleza son también muy tóxicos para las personas. Estos y otros productos son tóxicos por salpicaduras, inhalación o absorción a través de la piel. Evitar usar productos que se apliquen en polvo o bolitas en áreas donde puedan acceder niños o mascotas. Pesticidas

    PLANTAS Y HONGOS. Ciertas plantas de interior y exterior pueden causar daño e hinchazón en niños pequeños al jugar con ellas. Sin duda, las bayas y hongos silvestres suponen el mayor riesgo. Las intoxicaciones más graves se producen al confundir especies de hongos o plantas comestibles por aquellas que son venenosas. Nunca comer hongos silvestres a menos que hayan sido identificados como comestibles por un experto. Ejemplo: Intoxicaciones por Cala y Adelfa (laurel rosa).

    Cala (Zantedeschia aethiopica). Como principio activo contiene cristales de oxalato de calcio, heterósidos cianogenéticos, saponinas y alcaloides. La savia es muy irritante. Los signos clínicos son tanto locales como generales. Entre los locales (por contacto directo) encontramos irritación de la piel, labios, mucosa bucal. Entre los generales veremos vómito, diarrea, midriasis, somnolencia, coma y muerte. El tratamiento es sintomático y consiste en lavado de las mucosas, gastrointestinales y analépticos cardiorrespiratorios para mantener las funciones cardíaca y respiratoria. Zantedeschia / Zantedeschia aethiopica 
     1. Cala (Zantedeschia aethiopica) / 2. Adelfa, Laurel rosa, blanco o rojo (Nerium oleander).

    Adelfa, Laurel rosa, blanco o rojo (Nerium oleander). Tóxico en todas sus partes. Contiene glucósidos cardioactivos, parecidos a los heterósidos digitálicos: Oleandrina. Tiene una acción similar pero más persistente y tóxica. Es un arbusto de jardín muy difundido en todo el mundo y extremadamente venenoso. Las condiciones del envenenamiento suelen ser muy variadas, generalmente se intoxican jugueteando o mordiendo las hojas, contamina el agua, dado que es muy soluble en agua. Los signos clínicos de la intoxicación con Adelfa (laurel rosa) aparecen 3 horas después de la ingestión. Los primeros síntomas son náuseas y vómitos, luego diarrea y ganas de excretar. El efecto más potente se produce en el corazón: arritmia, baja frecuencia cardíaca, mucho potasio en sangre. En el estado terminal: fibrilación, síntomas nerviosos, agitación, convulsiones y paro cardiaco. Nerium oleander

    Qué hacer en caso de intoxicación. Primeros auxilios

    Si la víctima está inconsciente, no respira o tiene convulsiones, llame a una ambulancia inmediatamente. Tenga el número del Centro Nacional de Toxicología en su teléfono junto con otros números de emergencia.
    • Intoxicación por ingestión. Si se ha ingerido una sustancia química ofrezca un vaso de agua a la víctima. Si se ha ingerido una medicina no líquida. Llame al centro toxicológico inmediatamente.
    • Intoxicación por inhalación. Coloque a la víctima al aire libre si es posible y con la máxima precaución. Llame al centro de toxicología.
    • Intoxicación por vía ocular. Limpie el ojo con abundante agua durante 15 o 20 minutos. Puede hacerlo vertiendo agua de una jarra a pocos centímetros del ojo o directamente del grifo. Otra forma es ponerse de pie en la ducha y parpadear con la cara próxima al agua. Luego llame al centro toxicología.
    • Intoxicación por contacto con la piel. Enjuague la piel con abundante agua corriente durante 15 o 20 minutos. Quítese la ropa contaminada. Llame al centro de toxicología.

    Anti-Tóxico. Vive una vida más sana", Carlos de Prada. 2010

    “Vivimos rodeados de tóxicos. Nos llegan a través de la comida, el agua, los productos de la limpieza, pesticidas, cosméticos, etc. Y pueden generar problemas en nuestra salud. Anti-Tóxico, Vive una  vida más sana, es la respuesta a cómo evitar que estas sustancias dañinas nos afecten, proponiendo alternativas sencillas, naturales y baratas, para llevar una vida más saludable y prevenir así la aparición de enfermedades. Propone, en definitiva, una nueva forma de vida, en la que el cuidado de la salud es lo primordial”.

    “Vivimos rodeados de tóxicos. Nos llegan a través de la comida, el agua, los productos de la limpieza, pesticidas, cosméticos, etc. Y pueden generar problemas en nuestra salud. Anti-Tóxico, Vive una  vida más sana, es la respuesta a cómo evitar que estas sustancias dañinas nos afecten, proponiendo alternativas sencillas, naturales y baratas, para llevar una vida más saludable y prevenir así la aparición de enfermedades. Propone, en definitiva, una nueva forma de vida, en la que el cuidado de la salud es lo primordial”.

    El libro da las claves básicas para comprender la seriedad del problema y para minimizar sus consecuencias, es una herramienta básica para personas con (SQM) Sensibilidad Química Múltiple, dada la necesidad constante de vivir sin químicos tóxicos o al menos con la menor cantidad posible de estos, para no enfermar más.

    Capítulo: Bebida. "En un reciente congreso de Medicina Ambiental, el profesor Eduardo Rodríguez Farré dijo que el agua de Barcelona, antes de clorarla tenía entre ciento cincuenta y ciento setenta compuestos, y que después de hacerlo se encontraron unos trescientos treinta, ya que muchas de las sustancias iníciales se combinaban con el cloro, generando otras sustancias nuevas que, no pocas veces, son tóxicas. 

    En algunas ciudades españolas se han detectado una considerable cantidad de subproductos de la cloración...". Pág. 117).

    El hombre ha creado más de 100.000 sustancias químicas sintéticas que no estaban presentes en la naturaleza, y sólo una mínima parte de ellas ha sido debidamente evaluada en cuanto a sus posibles riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

    Enlaces






    Lo más leido

    Consumo ecológico libre de transgénicos (OMG) y tóxicos. Más salud para el cuerpo y medio ambiente

    Image and video hosting by TinyPic

    Transgénicos. OMG. Organismos Modificados Genéticamente

    Image and video hosting by TinyPic

    Guía roja y verde de alimentos transgénicos

    OMG. Greenpeace publica una guía en varios países en la que aparecen dos listas de marcas, productos y fabricantes, situados en Rojo o en Verde en función de su política en materia de transgénicos.

    Documental. Marie-Monique Robin "El mundo según Monsanto", informa sobre los productos que comercializa Monsanto, empresa líder en la producción de semillas transgénicas. La historia judicial de Monsanto (empresa que cuenta las denuncias por cientos)

    Transgénicos: Monsanto amenaza mundial

    En los años 60, la compañía Monsanto contribuyó a la contaminación, muerte y enfermedad de millones de personas durante la guerra de Vietnam. En esa época se rociaron 80 millones de litros de herbicidas sobre Vietnam. Entre esos productos estaba el Agente Naranja, fabricado por Monsanto. Se destruyeron bosques, campos de arroz, cosechas enteras, envenenaron las aguas y provocaron graves daños al medio ambiente y a la población, provocando enfermedades como cáncer y defectos de nacimiento. Aún hoy hay niños que nacen con deformidades provocadas por el contacto de las madres con estas sustancias. La compañía Monsanto se ha convertido ahora en una empresa agrícola. Es la principal productora de semillas y controla gran parte del sistema agroalimentario, a través de una estructura de redes a nivel mundial.

    No conforme con lo anterior, quiere controlar también el agua, que es un elemento esencial para la vida y un recurso indispensable para la producción agrícola. Así, con el control de las semillas y del agua en el mundo, la empresa, junto con otras pocas multinacionales, se aseguran la producción completa de la cadena alimenticia.

    Monsanto evita servir en su propia cafetería los alimentos que produce

    La cafetería de una fábrica de Monsanto en Reino Unido ofrece a sus empleados la opción de consumir alimentos que no sean GM genéticamente modificados como los que Monsanto mismo produce y distribuye alrededor del mundo. En un gesto un tanto auto-condenatorio que fue denunciado por el diario inglés The Independent, resulta que Monsanto, la odiada transnacional dedicada a la siembra de alimentos a partir de semillas Genéticamente Modificadas, ofrece a los empleados de una de sus fábricas la opción de no consumir alimentos transgénicos.

    Electromagnetismo: el asesino silencioso

    Rodeados de tóxicos. Nuevas enfermedades y contaminación química

    Vivimos rodeados de tóxicos, nos llegan a través de la comida, el agua, los productos de limpieza, pesticidas, cosméticos, etc. Generando problemas en nuestra salud. Uno de los aspectos sanitarios más graves de cuantos en estos momentos afectan a en la sociedad.

    El hombre ha creado más de 100.000 sustancias químicas sintéticas que no estaban presentes en la naturaleza, y sólo una mínima parte de ellas ha sido debidamente estudiada en cuanto a sus posibles riesgos para la salud humana y el medio ambiente. Algunos ejemplos de tóxicos a nuestro alrededor: BPA. Bisfenol A, Compuestos perfluorados, plástico policarbonato, ftalatos, pesticidas, dioxinas, etc., la lista es interminable.

    Son ya demasiados los datos que indican que muchas sustancias químicas pueden estar teniendo un gran peso en la carga social de enfermedades.

    Las enfermedades 'químicas'

    Las alergias primaverales vendrán con fuerza Efectos de salud negativos del plástico Comida enlatada, científicos encontraron un vínculo entre el consumo y un incremento en las concentraciones de bisfenol A, compuesto tóxico. Muchas latas contienen un recubrimiento de resinas de bisfenol A

    FDA. El bisfenol A (BPA) es un químico industrial que ha estado presente en muchas botellas de plástico duro y el metal basado en los alimentos y latas de bebidas desde 1960

    Niveles diarios de exposición efectos tóxicos e Ingesta Diaria Tolerable (IDT)

    EN MARZO DE 2011 LOS BIBERONES EN EUROPA NO DEBEN CONTENER BISFENOL A (BPA), SUSTANCIA TOXICA CON GRAVES RIESGOS PARA LA SALUD.

    La Comisión Europea (Bruselas) no tiene planes para restringir más o prohibir el bisfenol A en otros materiales en contacto con alimentos, confirmó que NO tenía la intención de extender su prohibición a materiales tales como los revestimientos epóxicos de las latas de alimentos y bebidas. La prohibición solo afectará su uso en los biberones de policarbonato.

    Se prohíbe el uso del bisfenol A para la fabricación de biberones a base de policarbonatos para lactantes

    Entrada en vigor de la Prohibición del uso de Bisfenol A en biberones (Directiva 2011/8/UE)

    Sistema de codificación SPI

    El sistema de codificación de SPI (Sociedad de Industrias de Plástico) es un medio para identificar los residuos de plástico que usamos cotidianamente, tanto en casa como en la industria. Esta codificación es aceptada mundialmente. La gran mayoría de los envases de plástico se hace con una de estas resinas.

    1. PET - Polietileno tereftalato.

    2. HDPE - Polietileno de alta densidad.

    3. PVC o Vinilo - Cloruró de polivinilo. PROHIBIDO para envasar productos alimenticios.

    4. LDPE - Polietileno de baja densidad.

    5. PP - Polipropileno.

    6. PS - Poliestireno. PROHIBIDO para envasar productos alimenticio.

    7. O (Otros) - Otros plásticos, incluye materiales elaborados con más de una de las resinas de las categorias 1 al 6 u otros o con una combinación o con una combinación de estas, incluyendo ABS, PC, PMMA, fibra de vidrio (GRP o GFRP), nylon (poliamida PA), policarbonato, y ácido poliláctico (PLA) un (bioplástico), y combinaciones de múltiples capas de diferentes plásticos.

    9. ABS - Acrilonitrilo butadieno estireno. De alto impacto y resistentes a productos quimicos.

    Image and video hosting by TinyPic

    SPI. Sistema de identificación. Codificación internacional para los distintos plásticos (resinas)

    Símbolos de reciclaje, identificarlos permite saber más sobre los productos y envases Internacional Universal códigos de reciclaje

    Tóxicos a evitar

    Image and video hosting by TinyPic

    Image and video hosting by TinyPicLa fitoterapia, conocida también como herbolaria, es la ciencia del uso extractivo de plantas medicinales o sus derivados con fines terapéuticos, para prevención o tratamiento de patologías. Realiza un estudio cuyo objeto es todo material de origen vegetal con utilidad o finalidad terapéutica, siendo propio de la terapéutica la prevención, atenuación o curación de un estado patológico. La materia prima vegetal de la que hace uso, sometida a los procedimientos galénicos adecuados permite obtener lo que se conoce como fitofármaco.

    Los registros más fiables datan el concepto de fitoterapia desde el imperio Sumerio en el año 3000 a.C.

    La fitoterapia pertenece al ámbito de la medicina y se relaciona estrechamente con la botánica y el estudio del metabolismo secundario vegetal, no formando de las Ciencias Farmacéuticas, es ejercido por médicos y por fitoterapeutas.

    La fitoterapia moderna, se basa en el conocimiento de la Farmacología, y considera los aspectos farmacodinámicos y farmacocinéticos de los medicamentos basados en plantas medicinales, en estudios preclínicos y clínicos.

    El farmacéutico no se dedica al tratamiento de patologías sino al estudio de medicamentos. La farmacéutica tiene su aproximación a la fitoterapia en la farmacognosia, que da cuenta de los constituyentes químicos de las plantas o de sus órganos o partes y de las propiedades farmacológicas de estos.

    Fitoterapia. Hierbas Medicinales, infusiones, plantas con propiedades curativas